División Instrumentación y Control

DIVISIÓN

INSTRUMENTACIÓN

Y CONTROL

DIVISIÓN INSTRUMENTACIÓN & CONTROL

  • Relés de protección eléctrica.
  • Interruptores de potencia.
  • Seccionadores.
  • TC’s, TP’s
  • Pruebas a Transformadores de Potencia.
  • Bancos y Cargadores de Baterías.
  • Puentes de Medición de gas

SISTEMAS SCADA

SCADA, acrónimo de Supervisory Control And Data Acquisition (Supervisión, Control y Adquisición de Datos) es un concepto que se emplea para realizar un software para ordenadores que permite controlar y supervisar procesos industriales a distancia.

Administrar un sistema eléctrico, en el que conviven fuentes generadoras de diversa índole y tamaño, con redes de transmisión y distribución, también heterogéneas en su extensión y demanda, representa un desafío mayúsculo, incluso para los operadores más experimentados. En una fracción de segundo, las condiciones del sistema pueden cambiar, exigiendo respuestas rápidas para evitar eventos que signifiquen la falla de uno de sus subsistemas o incluso un “black-out”.

Para facilitar la gestión de los sistemas eléctricos, las empresas eléctricas cuentan con plataformas SCADA para supervisar y controlar el estado operativo de los diversos componentes de la red. En este reportaje, revisamos la importancia de los SCADA “eléctricos” y las tendencias que están marcando.

En muchas ocasiones, una red eléctrica puede ser una bestia muy compleja y difícil de domar. Al ser un verdadero enjambre de subsistemas interconectados entre sí, un incidente menor, por ejemplo, en una subestación podría provocar la caída de otros sistemas, desatando una reacción en cadena que podría terminar en un apagón generalizado.

Para supervisar el estado de los componentes, así como del sistema en su conjunto, se utilizan las llamadas plataformas SCADA (Supervisory Control And Data Acquisition, Control de Supervisión y Adquisición de Datos), que permiten automatizar gran parte del trabajo de los operadores a cargo del funcionamiento de la red.

“La Automatización, en su concepto más amplio, es esencial para la calidad de servicio de energía eléctrica, pues reduce los tiempos de respuesta (reacción en casos de perturbaciones), recolecta y entrega datos fundamentales para la toma de decisiones o análisis, y permite la simulación de escenarios, entre otras funcionalidades”, explican los ejecutivos de Schneider Electric, Marcio Schmitt, Automation Business Development Director for Latin America, y Karolina Aravena, Ingeniero de Automatización Infraestructura.